El casco protector en los deportes de contacto, molesto pero necesario

A menudo la seguridad en el entrenamiento de los deportes de contacto, especialmente aquellos que impliquen golpeo, es una labor del entrenador y una responsabilidad del deportista donde la seguridad debe estar por encima de otros factores tales como el espectáculo, la comodidad del deportista etc. Uno de estos elementos es el casco protector. Las preguntas que todo deportista que practica deportes de contacto que impliquen golpeo se hace es: ¿Cuándo uso el casco? ¿Lo uso en el entrenamiento? La respuesta a tenor de todos los riesgos asociados a la práctica deportiva general sería: Úselo siempre, no descuide su seguridad por encima de nada.

En deportes como las MMA o el boxeo donde existen atletas pofesionales y también amater debemos tener en cuenta que el profesional, a diferencia del amater, tiene un nivel de preparación muy superior que le permite evaluar y asumir una serie de riesgos, absolutamente inasumibles para el simple practicante o competidor amater.

cascoprot

No debemos dejarnos engañar por los eventos televisivos donde vemos a los deportistas sin casco protector golpearse en la cabeza, esto puede hacernos creer que nosotros también podemos, pero la realidad es muy distinta, esos profesionales tienen un entrenamiento que dura años, equipos médicos que les controlan cualquier anomalía y un largo etcetera de medios humanos y materiales que hace que para ellos ciertas prácticas no tengan un riesgo muy alto, pero para deportistas amater supondría un riesgo altísimo.

Un estudio del hospital Universitario Sahlgrenska de Gotemburgo analizó el fluido cerebroespinal de 14 boxeadores amateur para detectar niveles elevados de marcadores bioquímicos de lesión cerebral. Los boxeadores fueron sometidos a exámenes después de una pelea y trascurridos tres meses de su última pelea.

Los que fueron analizados a continuación de una pelea tenían altos niveles de marcadores neuronales y glías (un tipo de neuronas) en el fluido cerebroespinal, lo que sugiere un cierto daño cerebral. Los niveles del marcador particular de daño neuronal eran cuatro veces superiores en los boxeadores durante los diez días siguientes a una pelea comparandolo con un grupo de control de diez hombres sanos que no eran atletas.Los niveles del marcador de daño neuronal (NFL) fueron bastante superiores entre los boxeadores que habían recibido más de quince golpes de alto impacto en la cabeza durante una pelea, que entre quienes recibieron menos golpes en la cabeza.

Los investigadores aseguraron que golpear reiteradamente la cabeza es potencialmente perjudicial para el sistema nervioso central, a tenor de los resultados obtenidos, se puede sugerir el análisis de marcadores neuronales como un posible método para la asesoría médica deportiva de atletas después de los combates o tras recibir una lesión en la cabeza.

No hay ninguna razón por tanto para no usar el casco en el trabajo de sparring, en el entrenamiento diario del luchador amater o profesional y en el contexto de todos aquellos deportes que puedan entrañar un riesgo serio de golpeo en la cabeza. Practicar deporte es una forma sana de vivir la vida pero debemos siempre valorar sus riesgos para nuestra salud y prevenir con medidas de todo tipo cualquier lesión.

Además del casco, debemos ver qué tipo de guante o guantilla es la más idonea, normalmente está estandarizado qué tipo de guantillas son las de entrenamiento y las de competición, pero a menudo nos encontramos en los gimnasios practicantes que minusvaloran el riesgo de los demás y eligen guantillas inadecuadas para el entrenamiento, confunden las guantillas que ven en las competiciones profesionales con las de entrenamiento.

Es especialmente destacable en las competiciones de MMA donde la guantilla de competición profesional es notablemente diferente a la de entrenamiento, se debería incluso para una mayor seguridad emplear guantes de boxeo para un trabajo donde vayamos a practicar exclusivamente golpeo.

Jamás se debe pensar que por llevar casco se puede pegar más fuerte en las sesiones de guantes, actualmente existen muchos tipos de casco, de materiales de alta densidad, de protección al triángulo ojo-nariz-boca etc. como medida de protección se recomienda trabajar la parte frontal donde el casco está bien acolchado, no se tocan las partes sensibles del ojo-nariz-boca, y también se aminora el choque cerebral, pero debemos en todo caso realizar el trabajo con una