La calidad

Según sea la calidad debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • La calidad de un algodón se aprecia en la generosidad de su tela y la suavidad de su textura. El algodón de buena calidad, es suave al contacto de la piel, no tiene asperezas, tampoco arrugas, ni ondas.

  • Los algodones de mayor calidad son los obtenidos en las primeras cosechas, al igual que ocurre con otros cultivos.

  • Hay diferentes tipos de algodones, pueden ser naturales, blanqueados, con brillo, y sin brillo.

  • Pueden utilizarse mezclas de algodón con otras fibras, se obtiene obviamente menor pureza en la combinación y una menor absorción de nuestra transpiración.

  • Los fabricantes de telas usan tratamientos para obtener características de suavidad, brillo, o dureza y rigidez del algodón, además de las características naturales del algodón.

  • Una tela de buen algodón tiene una caída lisa al estirarlo, y una resistencia natural al jalarlo, su textura es fina y consistente.

    Imagen eliminada.

  • Los buenos kurtkas tienen una textura más gruesa, haciendo que los llamados granos de arroz sean más gruesos, a éstos les llaman dobles; en cambio los simples son más delgados y de menor peso lógicamente, esto por razón de la propia consistencia del tejido usado.

  • Los fabricantes de telas saben lograr buenos resultados en la

    relación que hay entre el peso de la tela y el grosor de la hebra del algodón, hemos de considerar que son telas especiales para uniformes de artes marciales.

  • Así, pueden darse casos en que una hebra es delga

    da y de granos pequeños, y la tela obtenida pueda ser dura, gruesa, tupida y consistente, por la cantidad de hebras que entran por área; o que hebras gruesas y con granos grandes den una tela mas ligera, más flexible, pero aún resistente, por la cantidad y la calidad de hebras que entran por área igualmente. Los fabricantes tienen diversos diseños y formas para tejer y obtener telas de determinadas características de grosor, flexibilidad, dureza, resistencia y consistencia en su textura.

  • Se debe observar muy bien el tamaño de los granos y el grosor de la tela obtenida, ésta se mide también por el peso obtenido; y en el caso de la industria que fabrica kurtkas, esto varia en los rangos de peso de 1000 grs, 850 grs, 725 grs, 625 grs, 550 grs, 530 grs, 500 grs, 480 grs, y hasta 450 grs, que serían los pesos de los kurtkas que hay en el mercado.

  • Es importante el peso del kurtka, pero también lo es la calidad de la textura del algodón, que sea suave a la piel, flexible, no se arrugue, durable al lavado, resistente al entrenamiento en el tapiz.

  • Los kurtkas deben lavarse con agua fría, colgarlos y dejarlos escurrir, si usa detergentes, deben ser suaves y de buena calidad, que no erosione la textura del algodón. No usar lejía o aditivos abrasivos.

  • En la lavadora debería seleccionarse para telas delicadas. Y no es aconsejable sacarlos en secadoras, no sólo por el encogido, sino porque también maltratan la tela.

  • Se recomienda tener mas de un kurtka, para turnarlos en el uso, dependiendo del tipo de entrenamiento que vayamos a realizar.

  • Los kurtkas reversibles son muy vistosos, aunque durante el teñido sufren desgastes y se van decolorando con el tiempo, esto le da un toque retro y nostalgico interesante.

  • El algodón tiene la particularidad de ser un buen absorbente para nuestra transpiración, y con capacidad para su eliminación parcial a través de sus fibras; característica que no poseen las fibras sintéticas. Los algodones finos destacan especialmente en esta particularidad de difusión y evaporación del sudor.

  • Hay telas que son tratadas previamente contra el encogimiento; pero en general se espera que un kurtka pueda encoger con el lavado entre el 8% y 15% de su tamaño de compra. Los fabricantes suelen diseñar las tallas considerando éste factor de encogimiento, pero debemos tenerlo en cuenta igualmente.

  • Acerca de los cinturones, los hay según los colores de los rangos, y pueden ser algodón opaco o bien satinados; existen incluso de seda , también en diferentes tamaños desde 1 m. a 3,5 m.; y en anchura desde 1,5 a 5 cm. El número de costuras también es importante a considerar, porque ello da la solidez requerida, y pueden ser en hileras de 8, 10, 12, 14 o 16 costuras.